II Concurso de Microrrelatos Monte de Piedad – Historias que nos unen

 

Tras la gran acogida que tuvo en su primera edición, presentamos el II Concurso de Microrrelatos Monte de Piedad.

Queremos descubrir el talento literario y despertar la imaginación de quienes tenéis interés en la escritura.

Este año el tema que proponemos es “Mi mundo intercultural”.  Buscamos historias que pongan en valor la diversidad y el mestizaje; relatos que pongan el foco en el encuentro y la convivencia y destaquen las similitudes, lo que nos hace iguales y nos acerca, frente a lo que nos separa.

Desde la Fundación Montemadrid y el Monte de Piedad apostamos por una sociedad integradora y, por ello, día a día trabajamos para que todas las personas puedan tener las mismas oportunidades, sin importar su lugar de procedencia o capacidades.

En cada aula de nuestro centro Padre Piquer, hay un alumno representando una de las 35 nacionalidades que conviven en esta escuela. Detrás de cada uno de ellos, hay una historia de ida y vuelta, de superación, de adaptación, de encuentro y de intercambio. Y, junto a ellos, hay un equipo de profesores comprometidos con un proyecto educativo pionero, que ha hecho de la integración su bandera y ha sabido transformarse para adaptarse a una nueva realidad intercultural, con un 85% de éxito escolar. En cada encuentro en La Casa Encendida, se alza la voz de cientos de personas venidas de todo el mundo, en favor de la convivencia, el respeto y el compromiso. Gente cuya historia puede cambiar el mundo. Después de cada clase de español impartida en Casa San Cristóbal, hay un nuevo presente para muchos y en cada “mañana de cuento” o “taller de robótica”, un niño da un paso gigante hacia su futuro. Los profesionales que trabajan allí, son un refugio, una esperanza y una orientación para muchas familias que lo han dejado todo y buscan refundar su vida. Ante cada Beca Montemadrid, hay una oportunidad para todos, vengas del lugar que vengas. En torno a cada Maratón de Alcalá, hay un poco más de integración social en el deporte. Entre las paredes del centro Ponce de León, un niño con problemas auditivos procedente de China aprende la lengua de signos española. Al otro lado de cada una de nuestras convocatorias artísticas, hay un creador, no importa su origen, enriqueciendo con su arte el nuestro. Detrás de los tres siglos de nuestro Monte de Piedad, hay clientes venidos de muchos países que han confiado en nosotros, haciendo que todo esto sea posible. Y por esto, y mucho más, creemos que nuestro mundo intercultural solo suma.

 

¿Nos cuentas el tuyo? Presenta tu microrrelato hasta el 12 de noviembre. Consulta las bases completas aquí y ¡a las teclas!

0 comentarios