¿Sabes lo que son las cuatro ‘ces’ de un diamante?

Seguro que habrás escuchado alguna vez aquello de ‘Este diamante es de cinco quilates’. Tal vez lo viste en una película, o lo leíste en aquella novela negra del verano pasado. Pero… ¿Sabes de verdad qué es un quilate? ¿Sabes cómo se calcula el valor de un diamante?

Un diamante vale lo que vale gracias al conocimiento y análisis de las cuatro ‘ces’ que cada pieza posee: son factores que se utilizan para evaluar los atributos de una piedra en el mercado. En inglés, cada ‘ce’ corresponde a una palabra: Carat, Color, Clarity y Cut. O lo que es lo mismo, el peso en quilates, el color, la pureza y el tallado de cada pieza.

Entender qué significa y cómo se mide cada uno de estos factores es esencial para dotar a un diamante de un valor adecuado a su naturaleza. Solo si se conocen y se miden las cuatro ‘ces’, se sabe si un diamante vale millones o unos cientos de euros.

El Carat se refiere a los quilates de un diamante y es la medida utilizada para calcular su peso. Según los estándares reconocidos, 1 quilate equivale a 0,20 gramos de diamante. Así que, contrariamente a la creencia popular, los quilates no están relacionados con el tamaño o volumen, sino con el peso, y ni tan siquiera se utilizan solo para medir estas piedras preciosas, pues es una medida que también se usa para valorar otras piedras preciosas y finas. Lo más curioso es el origen de la palabra: quilate es un mote que viene del árabe qirat, nombre de la semilla de la algarroba y de una moneda de plata muy muy pequeña que antiguamente se utilizaba para estandarizar el peso de las semillas con precisión, y que con el tiempo se utilizó para medir pesos pequeños.

Diamante Monte de piedad

El Color se refiere a la escala de tonos de un diamante y se determina mediante una paleta de colores aceptada internacionalmente. Estos tonos suelen dividir las piezas en dos tipos: los diamantes blancos y los diamantes fantasía. Los blancos pueden ser completamente incoloros o poseer un tono amarillento y hoy en día, aunque no es norma escrita, cuanto menos color contenga un diamante blanco, más valioso es. Y en lo que respecta a los diamantes fantasía… ¿Recuerdas la joya El corazón del mar de la protagonista de Titanic? Eso era un ejemplo de diamante fantasía, pues su gama de tonos es mucho más variada y pueden ser rojos, azules, verdes… e incluso incluir más de un color en la misma piedra. Este segundo grupo es mucho menos común y por eso,  suelen ser más valiosos.

Clarity es el término utilizado para marcar la pureza de un diamante, y se define mediante una escala establecida internacionalmente. Un diamante suele crearse con manchas en su interior, o imperfecciones en su superficie. Los diamantes perfectamente claros sin absolutamente ningún agente externo son muy raros. Por eso, cada imperfección o fallo en el interior o exterior de cada piedra disminuye el nivel de pureza y, por ende, su valor.

Color Diamante Monte de piedad

Y el Cut se refiere al corte de un diamante y determina su talla, un factor absolutamente esencial a la hora de valorar un diamante. La talla analiza la forma de un diamante pero también las proporciones, la simetría y el pulido de la gema. De hecho, todos estos factores afectan al brillo: si la talla del diamante es escasa, la luz se escapará por los lados, mientras que un diamante de talla óptima dirigirá toda la luz a través de la parte superior de la piedra, denominada corona. Además de eso, la talla también designa la forma del diamante: más allá del brillante redondo habitual también tenemos tallas marquesa, pera, oval, corazón y esmeralda.

Corte Diamante Monte de piedad

En nuestro Monte de Piedad, el más antiguo de España, contamos con un equipo de profesionales que analiza y conoce todos los secretos de cada una de las ‘ces’ de un diamante. Ellos son los encargados de valorar las piedras que, en muchas ocasiones,  subastamos y ponemos a disposición del público. Si te interesan los diamantes estate atento a nuestra próxima subasta: será el 13 de septiembre en nuestra céntrica sede, próxima a la Puerta del Sol (Plaza de las Descalzas s/n, Madrid). ¡Te esperamos!

Diamante Monte de piedad

0 comentarios