#GenteMontemadrid: alumnos integradores. Camelia Truta (Padre Piquer)

Hace 50 años nació el Centro Padre Piquer de Fundación Montemadrid, para dar respuesta a la situación de social y económica de las familias del barrio madrileño de La Ventilla. Recuperar la ilusión de los niños por ir al colegio, la alegría de las familias y la satisfacción del profesorado. El principal objetivo es llevar la multiculturalidad a la educación y facilitar un futuro mejor, tanto en lo personal como en lo profesional. A día de hoy, 1.100 alumnos de más de 35 nacionalidades distintas acuden diariamente a nuestras aulas de ESO, Bachillerato y FP.

La protagonista del mes de septiembre es un ejemplo de que, con trabajo y esfuerzo, se puede conseguir lo que uno se proponga. Camelia Truta es alumna del Centro desde hace diez años. De nacionalidad rumana, entró con doce años al Aula de Enlace y en tan solo tres meses ya había aprendido español. Continuó con los estudios de la ESO y realizó el grado medio. Hoy en día estudia en la Universidad por las mañanas y trabajando en Administración de Empresas por las tardes.

  • ¿Cómo fue tu llegada el Centro Padre Piquer?

Entré en el Centro Padre Piquer en el Aula de Enlace para aprender el idioma, ya que vengo de Rumanía y cuando llegué aquí no sabía absolutamente nada de castellano, me acogieron muy bien y fui tratada genial en todo momento.

  • ¿Qué tal se desarrolló tu proceso de integración en el Centro?

Después de entrar en el Aula Enlace aprendí el idioma en tres meses, más o menos. Después de este tiempo, me fui incorporando poco a poco a algunas clases con los que iban a ser mis compañeros en la ESO, para conocerlos y acostumbrarme de manera progresiva a las futuras clases.

  • Después de tantos años, ¿qué ha sido lo que más te ha costado hacer para llegar a dónde estás?

En Padre Piquer tienes muchísimas facilidades para estudiar, los profesores y el Centro en general se han preocupado por mí y de mi progreso siempre, me han ayudado en todo momento y me han facilitado bastante el hecho de progresar a nivel profesional y personal. Desde el Aula Enlace cursé la ESO, un grado medio de Administración y uno Superior de la misma rama, y este año he empezado la Universidad en la Universidad Rey Juan Carlos De Vicálvaro (Grado de Administración y dirección de empresas). Que haya llegado hasta aquí, en parte, se debe a la ayuda que he recibido por parte del Centro.

  • ¿Qué tipo de ayudas recibiste desde el Centro para tu adaptación?

Las ayudas fueron infinitas, los profesores se amoldaron a mi ritmo de estudiar (ya que venía de un país extranjero), hasta que llegué a conseguir habituarme a la manera de trabajar aquí. Se nota que los profesores se preocupan por los alumnos y que no solo se limitan a dar el temario. Están pendientes de cada uno de nosotros, ayudando tanto en todos los niveles. Se amoldan a los alumnos e intentan que cada uno sea mejor de lo que es. Nos enseñan a ser buenas personas aparte de ser buenos profesionales y eso no sucede en todos los centros de enseñanza.

En los últimos años también recibí una beca por parte del Colegio (becas de Telefónica) para estudiar el Grado Superior.

  • ¿Qué es lo que más te sorprende en comparación con tu país?

Lo que más me sorprende es el interés que muestran los profesores y todo el equipo educativo del Centro en el futuro del alumno, intentan que nos superemos a nosotros mismos en todo momento y que hoy seamos mejores de lo que fuimos ayer.

  • Las aulas se comparten con alumnos de todas las culturas, ¿cómo os lleváis entre vosotros?

El hecho de haber tantas personas diferentes de tantos países es lo que más me ha gustado, no sentirme diferente por venir de otro lugar, me dieron las mismas oportunidades que a los demás. Convivir con personas que tienen otra forma de pensar y otra cultura te hace abrir la mente, aprendes muchísimas cosas que jamás pensarías que ibas a conocer. Creo que el haber alumnos multiculturales, hace este Centro tan especial, porque consiguen que todos nosotros, con diferentes formas de pensar, nos aceptemos, cuidemos y aprendamos los unos de los otros.

  • Personalmente, ¿qué te ha aportado realizar tu formación en el Padre Piquer?

Creo que he tenido mucha suerte de haber entrado hace años en este Centro porque no sé si mi presente sería igual, de no haber sido porque entré aquí. Agradezco a todos los que han estado conmigo ayudándome a superarme cada día y enseñándome que puedo mejorar. Todo lo que soy ahora es gracias a mi familia y al Centro de Formación Padre Piquer.

Actualmente estudio en la Universidad por la mañana y trabajo como administrativa por las tardes, y este lo he conseguido gracias al departamento de Administración del Grado Superior del Centro. Los profesores son atentos y pacientes, saben dar las clases, saben escucharte cuando tienes algún problema personal y están siempre dispuestos a ayudarte. Todo el equipo educativo (profesorado, orientación, administración, etc.) se preocupan por cada alumno. Atienden todas nuestras necesidades.

Puede que los demás piensen que es un colegio como muchos otros, pero yo no lo creo. Por mi experiencia, puedo decir que es maravilloso estar en un Centro donde la prioridad son los alumnos.

0 comentarios