Visitando en destino a nuestros Eurobecarios Erasmus +

“Si se os brinda la oportunidad de venir, tenéis que aprovecharla: os va a cambiar la vida y la manera de pensar”, anima en un auto vídeo Juan David Mancera a sus amigos y compañeros de FP en España.

El pasado 2 de abril, gran parte de los becarios Erasmus+ 2016 de Fundación Montemadrid partió hacia sus destinos. Un mes después, hemos estado visitando a los que realizan sus prácticas en Brighton, Cork y la Isla de Wight.

Juan David está en Brighton, realizando prácticas profesionales en Gestión Administrativa y se ha lanzado a  hablar otros idiomas.  Nos dice que durante este tiempo “aprendes a convivir en un país que no es el tuyo y en una cultura que no es la tuya y eso te enriquece mucho en lo personal”.

Resulta muy gratificante comprobar que todos se han integrado de forma positiva y satisfactoria, tanto en las familias anfitrionas como en las empresas donde han sido destinados. “Las hosts families son increíbles, me tratan como si fuera una más de la familia”, cuenta Laura García, becada en la Isla de Wight. “Y en cuanto a la empresa, es genial: mi jefe, mis compañeros de trabajo, los amigos que estoy haciendo aquí… ¡Y eso sin contar lo que he aprendido de inglés!”, dice emocionada.

Como ella, todos han mejorado su nivel de inglés conociendo a personas de diferentes nacionalidades, experimentando otras culturas y sintiéndose motivados por hacer nuevos amigos y tener que hacerse entender. “He conocido a gente de Australia y de todas partes en mi trabajo”, dice Pilar Díaz, becaria de Gestión Administrativa en Brighton. “Además, la gente es muy amable y te intenta ayudar en todo”.

Estos días también hemos constatado lo que están asimilando a nivel profesional. Destinados en empresas ajustadas y pensadas para sus perfiles curriculares, nuestros estudiantes aprenden mientras disfrutan. “Es una pasada, de hecho, yo no me quiero volver”, bromea Alex Hernández, destinado en Cork.

Superadas las inquietudes de los primeros días, todos coinciden en señalar el aprovechamiento de su experiencia con Eurobecas Erasmus+, que dará mucho valor a su currículum. Afrontan su estancia con seguridad y confianza sobre el terreno y eso refuerza sus aptitudes.

Realizar prácticas en el extranjero no es solo aprender un oficio en un país distinto: también es vivir una experiencia vital basada en la integración, la inmersión social, cultural y lingüística.

La experiencia, como sabemos, no se puede adquirir sin más: hay que vivirla. Y eso es lo que están haciendo todos nuestros becarios. Este año son 60 los jóvenes que van a realizar sus prácticas profesionales en empresas de Irlanda, Reino Unido, Portugal, República Checa e Italia y todos los que se han ido ya dicen que están encantados. Y eso hace que nuestro trabajo tenga todo el sentido.

Texto y la mayor parte de fotos de Marta López Rojas – Área de Educación Fundación Montemadrid

0 comentarios