La primera promoción Erasmus+ de la Fundación Montemadrid

Conocíamos sus nombres y qué estudian, pero el miércoles pasado además pudimos poner cara a los 31 estudiantes que parten hoy rumbo a Dublín con las Becas Erasmus+, financiadas por la Unión Europea, que ha puesto a su disposición la Fundación Montemadrid.

A las 11.45, en la entrada de la Casa de las Alhajas en la Calle San Martín, esperaban impacientemente los estudiantes con un café en la mano apurando los últimos sorbos. Jóvenes, con muchas ganas y dispuestos a comerse el mundo; algunos conversaban entre ellos mientras otros repasaban mentalmente las dudas que querían poner sobre la mesa antes de su partida a Dublín. Este año, además, se da la feliz coincidencia de una madre y un hijo que han obtenido la beca, ambos estudiantes de FP que tendrán diferentes familias de acogida para no perderse ni un ápice de la aventura.

erasmus+ 2016

En la sala de reuniones, todos sentados alrededor de la mesa, comenzábamos a conversar con ellos y a conocerlos en persona. Lo primero que tocaba, darles la enhorabuena. Ellos son la primera promoción que obtiene esta beca para hacer prácticas de FP en Dublín, aunque en la Fundación hay una larga experiencia de becas en el extranjero con otros proyectos educativos, como es el caso de Eurobecas. A continuación, algunos consejos y un primer regalo: un chubasquero. Por aquello de que en Dublín se pasa por las cuatro estaciones del año en un solo día y hay que estar preparado. Sonrisas y confidencias, la emoción les hacía interrumpirse entre ellos, gastarse bromas y comentar cada jugada. Los nervios y la inquietud están a flor de piel. Muchas ganas, nervios ante lo desconocido también. “Aprender más y convivir con otras culturas”, señala Samanta, una de las estudiantes de Comercio presente en la reunión. “No entenderles, adaptarse a la familia. El tema de planchar… habrá que aprender, -bromea Diego, otro de los estudiantes –  vamos para aprender y también para vivir una experiencia personal”.

Calmando los ánimos y dando respuesta a todos ellos está Mercedes Cámara, la coordinadora que acompañará a los becados de Erasmus+ en Dublín durante toda su estancia, como hace desde hace 9 años con los becados de Eurobecas, nos comenta. “Es una experiencia vital. Estar en una cultura diferente, en un país diferente con personas que ven la vida de una forma distinta a la forma en que la vemos aquí. Para muchos de ellos es su primera experiencia laboral y para otros tantos, su primera salida al extranjero”.

Beca Eramus+

Una experiencia vital que, como otras, genera incertidumbres y un sinfín de preguntas a los chicos. ¿Necesito un adaptador para el secador? ¿Qué pasa si no me gusta cómo cocinan en mi familia? ¿Está muy lejos el lugar donde haré prácticas de mi casa? ¿Qué rincones podemos visitar en Dublín? Las preguntas se suceden, casi todas entre carcajadas, y para todas ellas hay una contestación. Algunos tienen un inglés estupendo, otros algo regular, pero todos ellos mejorarán el idioma porque a partir de hoy tendrán que habituarse a practicarlo en las empresas en las que harán las prácticas y también en el día a día, como cuenta Mercedes. “Si son personas flexibles, abiertas, si se van enfrentando a las situaciones con gracilidad es fácil, si su actitud es cerrada les costará al principio. Lo importante es que vayan hacia delante, enfrentándose a lo que les está ocurriendo en cada momento”, incide.

A estas horas, todos ellos ya están en Dublín conociendo a sus familias e iniciando esta nueva aventura profesional y vital que sabemos que les servirá para construir un escalón más hacia sus sueños.

Seguiremos informando…

*Fotos realizadas por Peter Field Peck

0 comentarios