Hacer prácticas en el extranjero aumenta la posibilidad de trabajar

becas_erasmus+

Ante dos graduados con el mismo título, hay dos factores que inclinan la balanza a la hora encontrar trabajo: las prácticas en empresas mientras se cursan los estudios y haber tenido una experiencia en el extranjero.

Ya sea para aprender idiomas, completar los estudios o para buscarse la vida un tiempo, una beca en el extranjero multiplica las opciones de encontrar un empleo y supone la oportunidad de diferenciarse del resto de candidatos y, por tanto, de ofrecer un valor extra a la empresa que está buscando candidatos.

Teniendo en cuenta estos argumentos, muchos estudiantes de Grado Medio tienen en mente salir al extranjero, ¿pero cómo conseguirlo? En 2015, continuando con su línea de trabajo enfocada a la Formación Profesional, la Fundación Montemadrid lideró por primera vez un proyecto de la Convocatoria Erasmus+, dirigido a gestionar movilidades de estudiantes para que realicen prácticas en empresas. Con la financiación de la Unión Europea, 31 estudiantes de ciclos formativos de grado medio procedentes de siete centros educativos madrileños realizaron 11 semanas de prácticas en empresas de Dublín, que les permitieron cubrir su periodo de prácticas obligatorias (FCT) con el que obtener su título.

Al terminar el periodo de prácticas, la Fundación realizó una encuesta a parte de los becados de la convocatoria y de ella se desprenden interesantes datos. La primera consideración derriba el mito de que a la juventud española le gusta lo de quedarse en pijama viendo sus programas favoritos por televisión. De hecho, todos los becados encuestados se pusieron en busca y captura de un trabajo inmediatamente después de su experiencia europea. De ellos, el 90% ha sido convocado a una o a más entrevistas de trabajo. A uno de los estudiantes ni siquiera le ha hecho falta puesto que fue contratado directamente al terminar sus prácticas en el mismo lugar en el que las había realizado, un hotel de Dublín.

Respecto a la movilidad, la totalidad de los encuestados desvelan que en las entrevistas de trabajo que han realizado desde su regreso han sido preguntados por su experiencia en Europa y, precisamente, este ha sido uno de los puntos valorados positivamente por las empresas. Esas entrevistas se han materializado en que el 90% de los becados que fueron preguntados tienen actualmente un trabajo y solo uno de ellos estaba pendiente de recibir respuesta de una empresa cuando hizo la encuesta, si bien, había tenido un trabajo temporal durante el verano. En cuanto al tipo de trabajo obtenido, la gran mayoría afirma que el trabajo que desempeñan se corresponde a su formación y es de lo “suyo”.

Los datos obtenidos, aunque a pequeña escala, reflejan la importancia de realizar prácticas en el extranjero y el interés de las empresas españolas por este tipo de perfil profesional. Actualmente, la Fundación Montemadrid tiene abierta una nueva convocatoria de becas “De Madrid a Europa. Erasmus+ Formación Profesional”. En esta ocasión, 60 jóvenes de ciclos formativos de Grado Medio, cuyos centros están adscritos al programa, podrán viajar en 2017 a diferentes ciudades europeas a realizar sus prácticas en el extranjero. ¿Y si uno de ellos fueses tú? Para conseguirlo, infórmate aquí y solicita tu beca.

0 comentarios