De Madrid a Irlanda, con Erasmus+ y Fundación Montemadrid

erasmus+Desde Fundación Montemadrid damos un paso más en nuestra línea de trabajo de la Formación Profesional liderando por primera vez un proyecto de la Convocatoria Erasmus+, dirigido a gestionar movilidades de estudiantes para que realicen prácticas en empresas.  Con la financiación de la Unión Europea30 estudiantes de ciclos formativos de grado medio procedentes de siete centros educativos realizarán 11 semanas de prácticas en empresas de Dublín, que les permitirán cubrir su periodo de prácticas obligatorias para obtener su título.

Hemos tenido el placer de charlar con Francisco Escribano, director del Instituto de Educación Secundaria “El Cañaveral” (Móstoles), que también ha formado parte del programa Erasmus+ para Grado Superior y esto es lo que nos ha contado:

¿Qué significa esta experiencia en Europa para un estudiante?

La oportunidad que se abre ante un alumno, de un Instituto de Enseñanzas no universitarias, de participar en un Proyecto Institucional, avalado por la Unión Europea y nuestro Ministerio de Educación e impulsado por organizaciones tan comprometidas como Fundación Montemadrid resulta para cada alumno/a un privilegio que refuerza su autoestima por el hecho de participar en un “stage” formativo que, sin duda, amplía sus horizontes y abona más inquietudes en pro de un perfeccionamiento personal, profesional e intelectual.               

Los alumnos se sienten distinguidos, arropados, al verse protagonistas de una propuesta formativa en la que instituciones muy importantes ponen medios y esfuerzos a su disposición para que su trayectoria académica sea más completa; de hecho, ellos perciben esta acción asimilándose a estudiantes universitarios de Erasmus, lo que contemplan como un valor añadido excepcional. Les hace más cosmopolitas, en un mundo globalizado, muy dinámico, en el que sus expectativas ciertas crecerán, en la medida en que se integran en nuevas realidades de convivencia y aprendizaje.           

¿Cómo percibís la demanda de las becas Erasmus+ en vuestro centro?

El Instituto “El Cañaveral” de Móstoles ha venido presentando desde hace 7 años sus propuestas de participación en Erasmus, si bien eran básicamente dirigidas a los alumnos de F.P. de Grado Superior con muy pocos participantes (2 alumnos por curso), pero ha sido esa acción precursora la que ha propiciado en el Instituto que los programas europeos formen parte de su seña de identidad.

A partir del curso académico 2013/14, con las nuevas posibilidades de Erasmus +, nos comprometimos para que los alumnos de F.P. de Grado Medio pudiesen participar, de ser aprobado el Proyecto asumido en el Centro; desde ahí, en los cursos 2014/15 y en éste ha habido un salto cualitativo y cuantitativo respecto de los alumnos interesados y deseosos en hacer su período de FCT (prácticas formativas en la empresa) por ser seleccionados para esta experiencia extraordinaria que rompe los esquemas habituales, más familiares o locales para elevarse a un plano superior y  mejorar, entre otros, su dominio del inglés, un 2º idioma, de uso -prácticamente- universal.

En base a la experiencia transmitida por los alumnos participantes los cursos  anteriores a los de las nuevas promociones, se ha despertado el ansia por participar en cada edición y este año se han postulado para el proceso interno de selección 40 alumnos/as de un total de 104 candidatos potenciales para la realización del módulo FCT (prácticas formativas en la empresa) a partir de marzo de 2016. Tengamos, a su vez, en cuenta que un gran nº de estos alumnos -los que cursan títulos de Grado Superior- son en muchos casos personas que simultáneamente tienen contraídas obligaciones laborales y familiares, lo que impide su inclusión.

¿Qué posibilidades hay de que los becarios encuentren trabajo una vez que finalizan esta beca?

El nivel de inserción profesional de los alumnos en las tres familias profesionales que configura la oferta de formación reglada del IES “El Cañaveral”:

  • Administración y Finanzas.
  • Comercio y Marketing.
  • Informática y Comunicaciones.

Es muy alto pues un 96 % de alumnos/as son contratados al concluir su formación. Los alumnos becarios de ERASMUS + consiguen idéntico nivel de inserción, pero obviamente el perfeccionamiento y mejor dominio del 2º idioma es un valor que fortalece la cualificación y posibilita una inserción profesional segura.

A ello hay que adicionar el reconocimiento de EUROPASS, para los alumnos que han realizado la movilidad europea, como broche de oro a su titulación; es un aspecto que incrementa las expectativas de inserción.

¿Cómo se amplían los horizontes laborales en el extranjero?

La experiencia europea, en el ámbito ERASMUS, es un gran trampolín con el que sus protagonistas pierden los complejos o el miedo a saltar fronteras.

ERASMUS + es el marco institucional que, efectivamente, crea las habilidades para que los alumnos retornen, por iniciativa propia, a las ciudades y entornos laborales donde hicieron sus prácticas, para trabajar, para perfeccionar aún más el idioma y para mantener vivos los lazos de amistad que crearon en su estancia.  

¿Qué ventajas presenta, a nivel humano, hacer estas prácticas?

La participación de cada alumno, como he señalado, marca un antes y un después en la experiencia vital de cada uno. Por 1ª vez, de un modo inequívoco, se encuentra solo en medio de una sociedad distinta, con un idioma diferente, con tradiciones, horarios de trabajo, ritmo de vida, alimentación, clima, etc. Hay que adaptarse a la situación y echar mano de esa fuerza de voluntad que pone en valor las grandes capacidades personales de cada alumno y alumna para asumir los retos que tiene ante sí. Hay un proceso de maduración vertiginoso y el reconocimiento de que su progreso, sus logros personales están asociados precisamente al empeño por superar las dificultades.

Las estancias en el extranjero ponen en juego valores que permanecían latentes y salen. Les permiten profundizar en el compañerismo, distinto al “colegueo” descomprometido, trabando sólidas amistades; obligarse a tener una vida personal más ordenada, al encontrarse alejados de la entorno familiar, gestionando su autonomía personal con más responsabilidad (la simple acción de hacerse, cada día, la cama es un reto más que anecdótico y la gestión de las comidas) o esforzarse para relacionarse cotidianamente con las personas de la empresa y con las que convive día a día.         

Si quieres saber más, no te pierdas este artículo sobre Erasmus+.

Fuente imagen.

0 comentarios