5 razones para descubrir Padre Piquer

Nuestro Centro de Formación Padre Piquer lleva años favoreciendo el crecimiento global de varias generaciones de jóvenes, con especial atención por los más desfavorecidos de nuestra sociedad, cada vez más plural y heterogénea. De hecho, el centro de Fundación Montemadrid celebra a lo largo de 2017, medio siglo de compromiso con la educación con actividades de todo tipo.

Por eso, no queremos desaprovechar ninguna oportunidad para hablaros de su modelo de educación distinto y dinámico. Del 19 de abril al 5 de mayo estará abierto el plazo para solicitar la admisión en ESO y Bachillerato para el curso 2017-2018, así que si te animas, aquí te contamos cinco razones por las que deberías descubrirlo.

Por su modelo de educación cooperativa

Padre Piquer ha definido, a lo largo de los años, su propio proyecto educativo marcado por la constante búsqueda de una educación moderna y pensada para adaptarse constantemente al signo de los tiempo. Este modelo se concreta en las Aulas Cooperativas Multitarea: una respuesta a la heterogeneidad de los alumnos del centro dirigida a favorecer el aprendizaje cooperativo. Una enseñanza basada en el trabajo en equipo del profesorado y la metodología participativa con los alumnos.

Por su visión integral del alumno

La educación no es solo la adquisición de conocimientos y competencias por medio de la acción docente. Para los docentes y el personal del centro, el alumno es también parte de un tejido social y el centro educativo al que pertenece tiene que dar respuesta a todas las realidades sociales a las que se enfrenta. Por eso Padre Piquer cuenta con su propio Centro de Atención Familiar, que pretende desarrollar una verdadera formación integral de los alumnos que contemple su dimensión humana, ofreciendo a las familias ayuda en problemas de índole social, educativa, jurídica y psicológica.

Por la reconocida calidad de su Formación Profesional

La Formación Profesional es una opción académica cada vez más valorada. Por eso, Padre Piquer diseña su oferta de Formación Profesional teniendo en cuenta tanto los sectores que atraen a sus alumnos como aquellos que les ofrecen más posibilidades de éxito. Todo en un centro preocupado por preparar a alumnos competentes y hábiles no solo profesionalmente, sino también desde una perspectiva personal centrada en su desarrollo emocional.

Por sus valores

Los alumnos del Padre Piquer desarrollan sus capacidades en un ambiente que no se parece al de la educación tradicional. Y eso se nota en ámbitos que no se pueden reflejar en informes sobre éxito educativo: el trabajo en las aulas cooperativas y el rol del profesor como facilitador del alumno y más que docente, desarrolla una mayor comprensión del diferente basada en el dialogo, la tolerancia y el respeto hacia los demás.

Por medio siglo de experiencia

Como decíamos, el centro cumple ahora 50 años y estará todo el año celebrando eventos que den visibilidad a la labor del centro. Han sido décadas de aprendizaje, siempre adaptándose al cambio, a las nuevas tecnologías y al cambio de sensibilidades sociales y culturales. Con un pie en la experiencia y con otro en la innovación educativa.

Hoy, los datos no dejan lugar a dudas: un 85 % de éxito escolar y una tasa de 67% de empleabilidad en su vertiente dedicada a la FP. Por eso y por todo lo demás, el Centro de Formación Padre Piquer merece no sólo ser descubierto, sino también vivido.

0 comentarios