5 sitios que descubrir si vas de vacaciones a estas 5 ciudades

Llega el verano y con él llegan también las vacaciones estivales. Y mientras muchos optan por escapar de sus ciudades directos a la playa, queremos proponeros un plan alternativo con el que pasar unas vacaciones diferentes alejados de las aglomeraciones descubriendo algunas joyas de nuestro patrimonio histórico que, por su extraordinario valor arquitectónico y cultural, han sido restauradas por la Fundación Montemadrid.
Por eso, si te vas de viaje a alguna de estas cinco ciudades y te apetece descubrir encontrar algo distinto, te traemos cinco sitios imprescindibles que tienes que visitar sin tener que ponerte bañador, chanclas ni medio litro de crema solar.

Si vas a Ciudad Real…

Podrás seguir los pasos del Quijote disfrutando de una ciudad que reúne en sus calles lo mejor de la gastronomía manchega: una cocina apegada a la tierra, de pastores, labriegos y herencia árabe. De las huertas de la ciudad surgen platos como el pisto manchego, el ‘tiznao’ o las migas de pastor. Platos que podrás encontrar caminando por su Plaza Mayor, sus excelentes restaurantes y sus célebres bodegas.

Y si después te apetece pasear por sus calles y descubrir su patrimonio histórico, no te pierdas la Puerta de Toledo. Último testimonio de los cuatro kilómetros de murallas y los ciento treinta torreones que protegían la ciudad durante la Edad Media. Una joya cuyo proceso de restauración se dividió en dos partes: la recuperación de la propia puerta y la del entorno de la misma mediante una área peatonal que conecta dicho espacio con el resto de la capital.

Si vas a Granada…

No puedes dejar de caminar por su centro histórico y visitar la Alhambra: una de las ciudadelas árabes más espectaculares del mundo. Sus palacios, jardines y fortalezas albergan interiores cuya decoración está considerada cumbre del arte andalusí. Y su situación lo convierte en un conjunto histórico que ha generado un paisaje particular y totalmente integrado con la naturaleza preexistente.

​Aunque tampoco deberías olvidarte de pasear por el Albaicín, barrio declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 1994. Un pequeño mar de calles y casas de un encanto especial entre las que emerge un tesoro del patrimonio arquitectónico nacional: el monasterio de Santa Isabel la Real. Se trata de uno de los monasterios más antiguos de Granada, fundado por la reina Isabel la Católica en 1504 y que hoy continúa habitado por las monjas clarisas que lo fundaron. En estrecha colaboración con ellas, hemos llevado a cabo recientemente la restauración del monasterio, que ha devuelto al conjunto patrimonial su esplendor de antaño. Un lugar de visita imprescindible si lo que quieres es decir que has visto todo lo que vale la pena ver en Granada, además de su legendario tapeo.

Si vas a Barcelona…

Tendrás que visitar la catedral gótica y La Sagrada Familia, caminar por el paseo de Gracia, con especial atención a la Casa Batlló y la Casa Mitllà, bajar por la Rambla hasta ver el mar, perderte por el barrio gótico y vagar por el Born, donde podrás reponer fuerzas en alguno de sus encantadores bares y restaurantes de camino hacia el Museo Picasso. Eso sin olvidar seguir el rastro de Gaudí por el Parc Güell o perderte en el Tibidabo admirando el Mediterráneo…

Pero si quieres descubrir algo distinto en la Ciudad Condal, no deberías perderte la Casa Amatller. La que fuera antigua residencia del chocolatero Antonio Amatller (1851-1910) que hoy luce como lo hacía en 1900 y cuyo interior está abierto al público, dispuesto a descubrir una joya de la arquitectura modernista con su mobiliario y decoración originales.

Si vas a León…

Podrás admirar su catedral, considerada gran exponente del gótico, en parte gracias a sus espectaculares vidrieras; y también su gastronomía, presidida por la cecina, ese producto originalmente humilde que hoy es considerado un manjar a la altura de nuestros embutidos más ilustres.

Sin desmerecer lo importante que es la catedral de León, y tras haber probado la cecina, no puedes marcharte de León sin haber visto un tesoro del patrimonio histórico de la ciudad que se encuentra a escasos cinco minutos de la catedral: la Real Colegiata de San Isidoro de León. Un edificio increíble cuyo Museo de la Colegiata está en proceso de remodelación y modernización. Gracias a un acuerdo entre la Fundación Montemadrid y el Cabildo de la Colegiata, los visitantes podrán disfrutar de un nuevo espacio de conocimiento e interpretación del edificio con criterios museográficos exigentes que convertirán a San Isidoro en un referente para los museos de su tipo.


Y si vas a Málaga…

Puedes hacer un recorrido cultural de lo más completo en una ciudad que rebosa arte en cada esquina. Desde visitar la Alcazaba, la catedral o el teatro romano hasta asomarte al castillo de Gibralfaro, u observar la colección del Museo Picasso Málaga. O -por qué no-, tomarte algo en el Café-teatro Chinitas que servía de inspiración para los versos de Lorca.

Pero si lo que quieres es conocer a fondo la cultura de la ciudad, además de ponerte fino de espetos (un básico gastronómico malagueño), tienes que acercarte a la Iiglesia del Santo Cristo de la Salud, uno de los templos de mayor interés de toda Málaga. ¿Por qué? Por su singular y extenso programa iconográfico: la iglesia, de hecho, forma un conjunto manierista único en la provincia, de enorme interés histórico y artístico e imprescindible en el recorrido turístico malagueño. Y porque gracias a su ubicación, cercana a la plaza Mayor, este edificio posee una presencia urbana muy particular y sus paredes han sido testigos de la historia de la ciudad.

0 comentarios