Propósito para 2016: ayudar a los demás, ser voluntario.

voluntariado en EspañaAproximadamente un 15% de la población española ejerce algún tipo de acción voluntaria, de los cuales un 70% afirma estar muy satisfecho con su realización. No es de extrañar que la mayoría de las personas voluntarias estén satisfechas con su labor ya que el voluntariado es ante todo una labor enriquecedora para quien la ejerce, tanto espiritual, como intelectual, como de manera práctica. Se ha mostrado que el voluntariado tiende a aumentar el autoestima y la sensación de satisfacción personal, además de aumentar las posibilidades de empleabilidad, y de generar redes sociales de coordinación política. Todo son ventajas.

Además, los diferentes tipos, áreas, acciones, y organizaciones de acción voluntaria son tan variados, que toda persona puede encontrar fácilmente un voluntariado donde encajar y del que disfrutar.

Los voluntariados tradicionales, o más antiguos, como los bancos de alimento, o comedores sociales, son probablemente los más conocidos, pero en las últimas décadas el voluntariado ha pasado a ser mucho más que eso. Las labores voluntarias se agrupan en diferentes ámbitos de acción incluyendo la salud, la educación, los animales, el medio ambiente, y los derechos humanos. Para cada una de estas causas se pueden realizar diversas tareas pasando por traducciones, trabajos forestales, talleres artísticos, y tareas cibernéticas que se pueden realizar desde casa, o desde cualquier conexión a internet.

Darse un paseo por la zona histórica, ir a museos, hacer equitación, deporte, o enseñar un idioma, son ejemplos de voluntariados que pueden realizarse con menores, mayores,  personas en riesgo de exclusión, personas migrantes o con diversidad funcional y/o mental.

 Tendencias de voluntariado en España 2016

Según un estudio de Haces Falta, estas son las tendencias de voluntariado en España 2016:

Con los años se ha reconocido que los obstáculos más importantes para la justicia social son el desconocimiento y la marginación. Por ello se promueven prácticas integradoras donde el mero acercamiento genera complicidad, comprensión, y acción social colectiva. De esta manera el voluntariado constituye la base de vínculos sociales transformadores que nos ayudan a reformular cómo entendemos el mundo, y cómo podemos cambiarlo.

Para quienes reconozcan este comienzo de nuevo año como un buen momento para comenzar una labor voluntaria, o, quienes quieran encontrar un voluntariado diferente del que ya realizan, contactad con el Punto de Información de Voluntariado de la Fundación Montemadrid. Está aquí precisamente para eso.

0 comentarios