Soy mediadora y he elegido conocer la sordoceguera

Mi nombre es Violeta, tengo 21 años, soy Integradora Social y actualmente estoy cursando el segundo año de Mediación Comunicativa en el Centro Educativo Ponce de León. Dentro del amplio abanico de actuación que engloba la mediación, yo elegí realizar mis prácticas con personas sordociegas en la Asociación de personas Sordociegas – Comunidad de Madrid para completar mi formación de manera práctica y conocer más a fondo la sordoceguera.

Nada más empezar el ciclo, nuestra profesora Raquel Díaz – Cardiel nos explicó que todos los martes, en la sede de ASOCIDE C. Madrid, los socios se reúnen para charlar, comentar temas de la actualidad y además se aprovecha parte de la tarde para realizar talleres. Así que allí fui y desde el primer día, comenzamos a mantener contacto con ellos, usando diferentes sistemas de comunicación, poniendo en práctica de forma real todo lo que durante la semana íbamos aprendiendo de forma teórica e incluso nos apuntamos como voluntarias al ¡taller de sevillanas!

Sin darme realmente cuenta, se estaba abriendo delante de mí un mundo nuevo del que ahora no me imagino fuera: la sordoceguera.

Al poco tiempo, se nos invitó a formar parte de las convivencias nacionales de ASOCIDE en Pontevedra al que acudieron personas sordociegas y guías-intérpretes de todas partes de España. Puedo decir que esos cuatro días fueron una de las experiencias más enriquecedoras que he vivido hasta ahora, si no la que más. Así que al volver, con la maleta cargada de nuevos aprendizajes, de nuevas vivencias, elegí definitivamente que los tres meses de las prácticas quería aprovecharlos para aprender más a fondo sobre este colectivo.

Desde el mes de marzo hasta hoy, he hecho una cantidad de actividades impresionante. Desde interpretar consultas médicas, acudir a servicios sociales, acompañamientos, ir a una tienda de arreglos de ropa, conferencias, jornadas y formar parte del aprendizaje y la convivencia de un sordociego, recibiendo su nuevo perro guía en la Fundación ONCE de Perro Guía. Junto con mi compañera Irantzu hemos sido la herramienta de comunicación y mediación de una persona sordociega para aprender otro idioma. Todo un reto conseguido y con muy buena nota cuando Carlos escribe en tu mano “thank you”.

Y todo esto con personas con diferentes necesidades y con diferentes sistemas de comunicación, pero ante todo intentando hacer siempre todo lo que está en mis manos por ser el medio que haga llegar el mensaje de una parte a otra, lo más claro posible.

Creo que elegir Asocide Comunidad de Madrid para realizar las prácticas es la mejor decisión que he podido tomar en mi vida. Estos tres meses han terminado de aclararme a lo que me quiero dedicar, encaminando mi futuro, sin ninguna duda, hacia la sordoceguera, trabajando por y para todas las personas que engloba este colectivo.

Desde aquí, me gustaría dar las gracias a todas mis compañeras de Asocide, por acogerme desde el primer día como a una más, por enseñarme desde su lado más humano, y por ser referente de lo que tengo claro que quiero llegar a ser en un futuro. También al Centro Educativo Ponce de León y a mis profesores, por darme la oportunidad de formarme en un ambiente tan acogedor, y por motivarme tanto desde el primer día.

0 comentarios