El olfato canino en la detección del cáncer

 

El proyecto “El olfato canino en la detección del cáncer” abre un crowdfunding para recaudar fondos y continuar una investigación que determinará la capacidad que tienen perros entrenados en identificar en la orina el cáncer de próstata.

El perro es desde siempre el mejor amigo del hombre, pero ahora además podría salvarle la vida. El olfato de los perros ha resultado extremadamente útil y efectivo en la detección de explosivos y drogas, así como en la búsqueda de seres humanos atrapados en los escombros. Según varios estudios también podría convertirse en un aliado en la lucha contra el cáncer puesto que son capaces de detectar cánceres de vejiga, pulmón o mama oliendo la orina de los pacientes portadores.

El cáncer de próstata es la segunda causa más común de cáncer y la sexta causa de muerte por cáncer entre los hombres a nivel mundial. Actualmente existen dos herramientas de diagnóstico de este cáncer: el tacto rectal y la concentración sérica de PSA (Prostatic Serum Antigen), que implica una confirmación mediante biopsia transrrectal. Aunque el test de PSA ha aumentado la detección del cáncer de próstata, su principal inconveniente es su falta de precisión. Altos niveles de PSA en suero se detectan también en hombres con patologías no malignas, por lo tanto, muchos pacientes se someten a biopsia, a pesar de tratarse de un procedimiento invasivo con un bajo nivel de precisión (30% tasa de detección).

En el mes de abril, el Instituto de investigación Sanitaria La Fe de Valencia y la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), esta segunda una de las entidades elegidas este año en nuestra Convocatoria de Acción Social, firmaron un convenio de colaboración para poner en marcha un proyecto de señalización de muestras urinarias de pacientes con cáncer de próstata.

Con esta nueva investigación se busca desarrollar un método diagnóstico para la detección del cáncer de próstata más específico y menos invasivo que los existentes. El proyecto actual consta de dos partes: la parte de detección canina y la parte de análisis metabolómico, y aunque cuenta con colaboradores que trabajan de forma altruista es necesario invertir en material y cubrir el coste de los ensayos de laboratorio. En total, el proyecto necesita alcanzar al menos 5.000 euros aunque su objetivo es llegar a los 25.000 euros. Así podría desarrollarse una 3ª fase en la que se pretenden aislar las sustancias características del cáncer y presentárselas al perro en orinas control para estudiar si es realmente su presencia lo que hace al can señalizar la muestra y no otros compuestos presentes en la orina y destinar también parte del dinero a los profesionales que se están encargando de adiestrar a los perros, que están trabajando voluntariamente y sin percibir remuneración alguna.

En España se detectan 28.000 casos nuevos de cáncer de próstata cada año y de 30.000 biopsias, sólo 12.000 resultan positivas. Con la colaboración de todos en este micromezcenazgo no solo se benefician las personas que padecen esta enfermedad, también lo hace el sistema sanitario nacional porque si se consigue un biomarcador en el cáncer de próstata, se evitaría también los costes de las biopsias.

¡Quedan cerca de 60 días para poder sumarse y participar en este increíble proyecto! ¡No existe un mínimo económico en las donaciones (ni tampoco un máximo), todo suma!

Puedes hacer tu donación aquí 😉

1 comentario

  1. Asesoria Alicante

    Los animales siempre ayudando a los hombres y luego los tratamos de aquella forma.