Cuando comer se hace muy complicado para las personas con párkinson

La alimentación es un acto voluntario y consciente que, además de aportarnos los nutrientes necesarios para nuestro día a día, es una fuente de placer. A medida que pasan los años la deglución (paso de los alimentos desde la boca hasta el estómago) se complica, aumentando el riesgo de desarrollar problemas en la alimentación  e impidiendo disfrutar de la comida como antes. Estas complicaciones se agravan con la enfermedad de Parkinson ya que los síntomas motores que se desarrollan en esta patología pueden causar disfagia, un trastorno de la deglución que se caracteriza por dificultar el trago de los alimentos, tanto sólidos como líquidos.

disfagia-parkinson

Este síntoma puede llevar a consecuencias muy graves como desnutrición y deshidratación, problemas respiratorios e incluso puede llegar a provocar neumonías por aspiración, por ello es muy importante identificarlo y tratarlo para no comprometer la calidad de vida de la persona. No cerrar bien los labios, pérdida de masa muscular o carraspeo y tos al comer son algunas de las manifestaciones de que puede haber un problema de disfagia.

Dependiendo del grado de disfagia que se sufra se tratará de una u otra forma, sin embargo existen pequeñas recomendaciones para evitar los atragantamientos como adaptar la textura de los alimentos, asegurarse de que la persona esté en una correcta posición para la comida  o utilizar cubiertos adaptados.

Si se detectan indicios de disfagia en una persona con párkinson o en una persona mayor se debe de comunicar al médico o especialista para que este evalúe al paciente y elabore el tratamiento más adecuado.

 

Método Deglupark, VII Premios Senda Nutrición

premio-senda-nutrición

La VII edición de los Premios Senda ha otorgado el premio Senda Nutrición al proyecto Deglupark, una iniciativa del Departamento de Logopedia de la Asociación Parkinson Madrid para evitar los atragantamientos en las personas con párkinson. Este tratamiento consiste en el uso de electrodos que permiten al profesional evaluar cómo se realiza el trago dando opciones a modificarlo y facilitando la reeducación o a través de  vendajes neuromusculares y masajes laríngeos.

Conoce más sobre el método Deglupark aquí.

0 comentarios