“Ayudas como la de Fundación me ayudan a no tirar la toalla”

Hace diecisiete años, Gloria Iglesias fundó la entidad a la que dedica todos sus esfuerzos: Asociación Proyecto Gloria. Una iniciativa que ha ayudado a más de doscientas a personas sin hogar ofreciéndoles un techo en un piso de acogida, y una atención especial cuya ayuda surge de la venta de muebles de segunda mano que lleva a cabo en el portal www.donamuebles.com. Su proyecto ha recibido, un año más, la ayuda de nuestra Convocatoria ONG y hablamos con ella para que nos cuente su historia.

¿Cómo nace Proyecto Gloria y por qué decides llevarlo a cabo?

Desde que era pequeña he tenido al necesidad de ayudar a los demás. Toda la vida. De hecho, antes de poner esta ONG en marcha estuve trabajando con niños con síndrome de Down, también haciendo un voluntariado con niños enfermos de cáncer en el Hospital Infantil Niño Jesús… Pero después de tanto tiempo, quería poner en marcha un proyecto propio.

Un día fui a Lourdes y me pusieron en el vagón de los sin techo. Pensé que, esa noche, esas personas dormirían en el suelo de la calle entre cartones, mientras que yo lo haría en una cómoda cama. Viví un punto de inflexión. Pasé un año recorriendo las calles conociendo a personas sin techo y empecé a enterarme de cómo montar una ONG.

¿Cómo das el paso para alquilar un piso en el que acoger a personas sin hogar?

Cuando ya llevaba tiempo trabajando en la idea, decidí alquilar un piso para acoger a gente sin techo. Pero pronto la puerta se abrió para poder ayudar a gente de todo tipo. Gente enferma, por ejemplo, o enfermos terminales que no tenían recursos y que cuando les daban el alta en el hospital tenían que dormir en la calle. He tenido que cambiar tres veces de casa. Y no ha sido fácil, pero la casa tiene ahora una capacidad de ocho o nueve personas y a lo largo de todo este tiempo han podido vivir en ella hasta doscientas personas.

¿Cómo has visto evolucionar el proyecto durante estos años?

Si estoy aquí contándolo es porque el proyecto ha podido sobrevivir, pero con altibajos y con muchísimo esfuerzo. El mayor problema de todos estos años ha sido siempre el económico, pues para echar una mano y arrimar el hombro (trasladando muebles, por ejemplo) siempre he tenido a gente que me ayudara.

Con el tiempo, mi sueldo no fue suficiente para sostener el proyecto y abrimos un rastrillo donde recojo muebles y enseres que la gente no quiere y los vendo. Con lo que saco ayudo a las personas que viven en el piso.

¿Con donamuebles.com mejoró la situación? ¿Cómo ves ahora el proyecto?

Mejoró pero no es suficiente. Los problemas no esperan a que estés preparada. Ahora mismo, por ejemplo, tengo solo una furgoneta para trasladar los muebles donados y poder venderlos. Es una furgoneta que me regaló en su momento esta misma convocatoria. ¿Y sabes qué? ¡Se me ha quemado el motor y me piden 8.000€ para ponerle uno nuevo! Y es el único medio de transporte que tengo para poder llevar a cabo mi labor… No hace falta que te cuente historias de hace años para que te hagas una idea de cómo es la lucha diaria por mantener este proyecto.

¿Cómo os ayudan en este trabajo colaboraciones como la Convocatoria de Acción Social?

Me ayudan a no tirar la toalla. Sin ayudas como la de Fundación Montemadrid y Bankia, mi sueldo de prejubilada y lo que surge de Donamuebles, no seguiríamos en pie. La gente que vive en el piso es mi familia y hasta donde yo llegue, llegaré con ellos. No voy a parar de luchar por que las personas necesitadas tengan un techo en el que vivir. A veces he pensado ‘no puedo más’, pero entonces me bajo a dar una vuelta por el barrio y cuando veo que hay gente durmiendo en cartones, todo cambia. Por eso sigo y seguiré con esto.

Proyecto Gloria es una de las 76 entidades sociales que han resultado beneficiarias de la #ConvocatoriaONG.

Tú también puedes ayudarles: si quieres colaborar en su proyecto puedes donar muebles o enseres que ya no utilices en esta página web, o puedes hacerte amigo de la Asociación Proyecto Gloria, aquí.

0 comentarios