5 cosas que NO debes hacer para correr un maratón

Luis Arribas, colaborador de El Mundo, autor de Run con limón y del popular blog Spanjaard donde reflexiona con humor sobre esta afición deportiva, nos da cinco magníficos consejos sobre lo que NO debemos hacer para abordar el próximo 29 de octubre nuestro  II Maratón Internacional de Alcalá de Henares:

  1. No corras un maratón porque los demás lo hacen

“No se debe correr un maratón porque alguien lo haga”, cuenta Luis. “Nunca se sabe si te ha mentido y asegura correrlo con un entrenamiento ínfimo”. Y añade, “córrelo cuando veas que puedes, al menos, con la mitad de la distancia de manera holgada”.

El autor de Run con limón, que lleva más de 15 años escribiendo sobre el tema, defiende que la prueba se debe preparar mirando a largo plazo. “Cuanto más larga o dura sea la carrera que quieres afrontar, mayor el margen que debes darte”, explica. “Si te han regalado un viaje al maratón de París y quedan nueve semanas para entrenar algo, más vale que hayas intentado correr veinte kilómetros ya porque si no, no tendrás tiempo”, afirma.

Sé consciente de tu preparación física, y del tiempo que le has podido dedicar a estar en forma. Y entonces, escoge bien la modalidad en la que quieres correr. La Maratón de Alcalá se adapta todo tipo de corredores en sus tres modalidades: Maratón, Maratón por relevos y 10 km.

 

  1. No corras bajo condiciones extremas

“No se debe correr un maratón bajo condiciones extremas de calor o frío. Bastante sufrimiento es la distancia ya”, cuenta Luis. Si las condiciones climatológicas son adversas, si hace demasiado calor para ti o te sientes incómodo por lo que sea, no corras ni te dejes llevar.

De hecho, ese es uno de los peores consejos que le han dado a Luis: “Eso de ‘tú sal con nuestro grupo a ritmo y te dejas llevar’. Dejarme llevar hacia dónde ¿al matadero? Todos estos consejos desembocan en que no corres mirando al campo o hablando con el de al lado, sino mirando los culos de tres colegas que te llevan con los hígados fuera”.

  1. No corras el maratón pensando en que haces algo épico

“Simplemente tienes tiempo libre y fuerzas para participar del ocio moderno. Épico es hacer esos cuarenta y dos kilómetros buscando un pozo de agua potable”, defiende. Él comenzó en este deporte cuando era niño más por obligación que por otra cosa. “Empecé a correr cuando me apuntó mi padre (también corredor popular) a un club de atletismo para adelgazar”, cuenta sonriendo.

De hecho, eso le llevó a descubrir todo un mundo. “Uno hace amigos y va creciendo. Empecé a trotar con el grupo de mi padre. No teníamos en cuenta las teorías de entrenamiento científico y eso me atrajo. O sea, que tenía diecisiete años y podía hacer ejercicio según venía de cañas con los colegas. Esa compatibilidad me encantó”, explica.

  1. No corras con el cuerpo cansado

“No se debe correr un maratón inmediatamente después de semanas de mucho estrés o cansancio. Ambas son señales que el cerebro está mandando por alguna razón”, afirma. “No dejes que se cuele una dolencia mayor por esa ventana inmunológica, y menos que sea porque te has emperrado en hacer esas cuatro horas”, asegura el corredor y escritor.

Él, antes de correr, tiene el cuerpo relajado y bien alimentado. “Antes de un maratón es fundamental comer como hemos hecho toda la vida. Os contaré un secreto. A nuestro nivel de corredor recreativo, la preparación de un maratón se hace corriendo y dando descanso al cuerpo para asimilar los entrenamientos”.

  1. No corras de mal humor

“No se debe correr un maratón ni solo, ni cabreado, ni para olvidar”, cuenta Arribas. Según él, se deber correr por las razones adecuadas, y de no hacerlo estarás enfocando mal una afición tan sana como esta. “Yo no corro porque tenga que huir de nada. Tengo la conciencia muy tranquila. Ni siquiera corro porque voy tarde ya que soy un puntual impenitente. Ni para olvidar. Corro porque no me cuesta gran esfuerzo hacerlo y lo puedo combinar con lo que más me gusta: hablar con la gente”, confiesa el articulista. “Correr lento mientras charlas de la vida es mejor que la terapia holística. Lo recomiendo a todo el mundo”.

Hagamos caso a Luis y disfrutemos de la carrera. Inscríbete en la segunda Maratón Internacional de Alcalá, corre por la integración, y dale ‘Me gusta’ a su página de Facebook para estar al día de todas las novedades.

1 comentario

  1. Graficoywebvalencia

    Interesante artículo, la verdad es que cada vez está más de moda hacerse runner y primero se va a por los 5k, luego 7k, luego 10k, y al final nos vamos de cabeza sin realmente estar preparados a la media maratón y a la maratón, al menos hablo por mi.
    Hay que hacer las cosas con cabeza que luego pasa factura.